SLIDER

lunes, 7 de octubre de 2013

Sarah Dawn Finer: "La mayoría de los votos en el Melodifestivalen son de niños"


Uno de los invitados del 8º Congreso de OGAE España que mayor expectación causó fue la polifacética Sarah Dawn Finer. Conocida por los eurofans por sus participaciones en el Melodifestivalen, en 2007 y 2009 como concursante y en 2012 como presentadora. Precisamente fue en esa última edición donde nació el personaje de Lynda Woodruff del que pudimos disfrutar en los sketches de los intermedios de Malmö 2013. 

Derrochando simpatía en todo momento, sorprendió a los asistentes con algunos datos sobre el Melodifestivalen y la final del ESC 2013 que la mayoría desconocíamos.

Ante una pregunta sobre la dificultad de ganar el Melodifestivalen su respuesta fue la siguiente:

En primer lugar es el mayor programa de la televisión sueca. Es mucho más que una concurso musical. Tiene que ver con la política de los medios, con quién es famoso en ese preciso momento. Puede ser alguien que viene del Swedish Idol, o alguien que ha sido famoso muchos años y regresa en el Melodifestivalen. Son 32 canciones, 6 semanas, es un concurso de popularidad... Y alguien siempre pierde cuando se trata de un concurso de popularidad.


[...] Hoy en día la mayoría de las personas que votan en el Melodifestivalen son niños y (en tono de broma) yo ya no soy tan joven (risas). Y yo no bailo... y yo no... es un cierto tipo de sonido pop ¿sabes?  Y si tu haces un tipo de... Son niños sobre todo. Hay un gran público al que le gustan buenas canciones con buena orquestación, pero es muy difícil competir con popstars de niños.


Sin embargo dejó claro que para ella fue un medio para abrirle a un público mayor y que le ayudó mucho en su carrera. Sin ganar consiguió todo lo que hubiera podido desear.


Sobre el enorme éxito de Loreen y Euphoria y su influencia en la edición posterior del Melodifestivalen dijo:
Euphoria y, sobre todo, Loreen cambiaron las reglas del juego[...] Era una gran cantante, tenía una canción realmente buena, y ella era real. Es algo difícil, igual sucede cada 5 años que alguien que no es comercialmente tan conocida y perfecta pueda llegar a tantos países diferentes y crear un sentimiento universal de música que todo el mundo puede entender. Ella, su voz, y su actuación, que era algo pequeño en este gran concurso, realmente cambió algo tanto en Suecia como en el gran Eurovisión.
Podría parecer que ahora a todo el mundo le gustaría crear un nuevo Euphoria, pero creo que hay que ser un tipo muy específico de artista para ser capaz de mantenerse sin ser "empaquetado". Ella tiene una gran integridad que le preserva de toda esa brillantina...
[...] creo que fue muy bueno para el concurso, sobre todo en Suecia. Muchos buenos artistas sienten que pueden regresar, escribir una canción y hacer algo diferente. Pero también resulta muy difícil ser mejor que ella, por eso al año siguiente muchos no se atrevieron a mandar sus mejores canciones. Este año están empezando a mandarlas.


Sobre el personaje de Lynda Woodruff explicó que en un principio pensaron que fuese una eurofan, muy entusiasta que sabe todo acerca de Eurovisión y posteriormente surgió la idea de que fuera una responsable de la UER que no tuviera ni idea de nada pero que fuera también muy entusiasta.



Con respecto a su interpretación del tema "The winner takes it all" en la gran final explicó que fue el propio Christer Björkman quien decidió que quería que dicho tema sonara en la final en ese momento clave antes de las votaciones. Ella creó una versión con el inicio a capela para que contrastase aún más con todas las actuaciones del programa y crease un momento de recogimiento entre todo el nerviosismo. Tuvo la ocasión de que varios de los componentes de ABBA escucharan esta versión en la inauguración del ABBA Museum de Estocolmo y le dieran su aprobación.

Sin embargo explicó cómo, a causa de la duración del programa, no sabían si encajaría por tiempo.  A tan sólo 48 horas de la gran final no sabía si actuaría en la misma. 

Finalmente, a pesar de un resfriado que tenía tomada su voz, Sarah pudo demostrarnos a todos los asistentes la principal de sus facetas: La de cantante. Lo hizo interpretando 'Moving on', una canción que le hace sentir luchadora, que todo es posible.




  



Escrito por Gay Gasteiz . Añade un comentario.

0 comentarios :

Publicar un comentario